A menudo nos condiciona la opinión de los demás y más de lo que creemos. A veces nos comportamos como la persona que creemos que los demás esperan que seamos. ¿Te suena este tema?

Piensa con sinceridad cuánto de verdad hay en tu forma de relacionarte con otras personas, y si descubres que estás fingiendo para parecer guay, ¡es hora de mejorar!

Muchas veces fingirmos y nos  comportamos de una manera que no somos  porque no estamos seguros de nosotros mismos , o pensamos que no somos  suficiente listos, guapos, altos... o puede también que estemos tratando de evitar el rechazo de los demás. Queremos  ir de guay porque  en realidad no nos lo sentimos o tenemos dudas…

Nos forzarnos por intentar ser como no somos por gustar a otras personas y ésto es muy sacrificado, requiere de mucho esfuerzo. Además,  disimular  por mucho tiempo  puede acabar agotándonos y creando malos entendidos.

¡Estoy segura  de que por ti mism@ eres de sobra interesante! Piensa en ello.

Te dejo algunas claves:

Acéptate a ti  como eres. Piensa en todas esas cualidades positivas que hay en ti, en todo lo que te gusta de ti y te da valor. Y si hay cosas  que no te gustan y  crees que necesitas mejorar, busca tu propia manera mejorar pero ¡una que sea coherente contigo!

Aprende de las personas que admiras. ¿Qué personas te parecen guays? ¿Quizá aquellas que te resultan originales?, ¿naturales?, ¿seguras de sí mismas?. Detalla qué las hace especiales para ti y si reconoces esas cualidades en ellos es porque algo de eso también hay en ti. Háblales, pregúntales directamente si tienes oportunidad y si no quizá puedas conocer más a través de libros, entrevistas, etc.

Pon en práctica esa versión mejorada de ti (ve incluyendo lo que aprendes cada día). Ensaya en cada oportunidad que tengas, con gente que te presentan, en una reunión de trabajo, en la compra, con un cliente, etc. Y si dudas de ti, ten calma (lo que hay detrás es miedo), piensa que es imposible gustar a todos, recuerda esas cualidades positivas que hay en ti (de las que hablamos al principio).  Conecta con esa persona que ya estás empezando a ser y piensa como lo haría esa persona que admiras y te parece guay.

Tu opinión sobre ti  vale más que lo que piensen los demás. Estás en tu camino de mejora y aprendizaje porque "Tú eres guay de manera natural" para quien lo sepa apreciar 😉

Escríbeme y cuéntame como te sientes y qué es lo que te cuesta más. ¡Apuesta por ti! Hoy es un buen día para comenzar 🙂

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies