Sternberg desarrolló la  escala triangular del amor. En esta teoría describe los distintos elementos que componen el amor y las posibles combinaciones de estos elementos a la hora de formar los diferentes tipos de relaciones.

Para este autor el amor está compuesto por 3 cualidades que se manifiestan en cualquier relación amorosa: la intimidad, la pasión y el compromiso. Estos elementos en realidad se mezclan entre sí, pero identificarlos y distinguirlos nos ayuda a comprender el fenómeno del amor.

La Intimidad hace referencia al sentimiento de cercanía, a la conexión entre las dos personas, a la confianza entre ellos, a la amistad y al afecto. Se trata de compartir información personal, prestar apoyo emocional y comunicarse con fluidez y afecto .

La Pasión es la excitación, los sentimientos de la atracción física y el impulso  de querer estar con esa persona y tener relaciones íntimas.

El Compromiso es  la decisión de seguir  la relación aunque  puedan surgir dificultades. Es un acuerdo que refleja  a través de la fidelidad, la lealtad y la responsabilidad. Establecer un compromiso da estabilidad a la pareja.

A través de la  combinación de estos factores Sternberg identificó 7 tipos de relaciones:

-Una relación de cariño, hace referencia a la amistad verdadera. Sí se da la intimidad porque confían el uno en el otro pero no existe pasión en las relaciones intimas, ni compromiso como pareja.

-Una relación de encaprichamiento, hay mucha pasión pero no hay intimidad ni compromiso. Puede ser un romance pasajero o la fase de inicio de una relación.

-Una relación de amor vacío, que se basa en un gran compromiso pero sin pasión ni intimidad. Es más habitual en relaciones de larga duración, no hay mucha confianza ni relaciones íntimas, pero sí existe el compromiso de estar juntos.

-Una relación de amor romántico, la pareja siente atracción y tienen intimidad. Este es el tipo de amor que inspira las novelas y si continúa pueden llegar al compromiso.

-Una relación de amor sociable, se da intimidad y compromiso pero no hay pasión. Son parejas duraderas y la convivencia  y las experiencias hace que sigan unidos.

-Una relación de amor fatuo, en esta predomina la pasión y el compromiso, pero no existe intimidad. Los miembros de esta pareja sienten el deseo y la excitación de vivir experiencias íntimas pero no tienen demasiadas cosas en común.

-Una relación de amor consumado, formada por los tres elementos de la teoría piramidal de Sternberg. La intimidad, la pasión y el compromiso. Es ell amor completo e ideal.

Puedes construir tu propio triángulo y observar cómo te sientes respecto a cada apartado.

Si tu relación no es la de amor completo ( la que tiene los tres ingredientes) ya tienes objetivos para ir mejorando. Vamos creando junto a la otra persona la relación que tenemos y por supuesto somos corresponsables de ella. ¿Y tú qué puedes hacer para mejorar tu historia?

Ya sabes, comentamos aquí abajo o en el correo del info lo que quieras respecto a este tema 😉

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies