Cómo afrontar la rutina

Las actividades que componen nuestra vida requieren esfuerzo y compromiso. Sigue tu plan rutinario y no desistas, te sentirás muy bien en cuanto veas pequeños avances. ¡¡Vamos!!

¿Por qué nos cuesta hacer las cosas? a veces no tenemos ganas y tendemos a la evitación. ¿Es tu caso?

Pues céntrate en el significado de eso que quieres hacer más que en el placer momentáneo ¿Qué connotación tiene la rutina para ti? piensa, piensa…La rutina es una costumbre, un hábito, una serie de tareas que vamos automatizando y hacerlo nos ahorra energía y nos permite avanzar. Una vez incorporada la nueva actividad podemos realizarla sin tanto esfuerzo.

La vuelta del verano es una época de nuevos planteamientos, de retomar cosas para coger ritmo de nuevo en aquello que te interesa o quieres conseguir.

¿Qué quieres hacer? Por ejemplo, preparar un examen de inglés, promocionar en tu empresa, hacer clases de meditación. Solo tú sabes qué cosas te movilizan. ¡Elige tu opción (piénsalo bien primero) y ponte a trabajar en ella!

  1. Elabora tu propio programa de rutina diario sin perder de vista tu objetivo.
  2. Puedes mantener tu plan rutinario, pero siendo creativo (todos lo somos) pero también somos muy cómodos, ¡prioriza lo primero!
  3. Las ganas de hacer se activan haciendo, cualquier idea anticipada es una pura recreación mental, ¡no te dejes engañar!

Las actividades que componen nuestra vida requieren esfuerzo y compromiso. Sigue tu plan rutinario y no desistas, te sentirás muy bien en cuanto veas pequeños avances. ¡¡Vamos!!

Compartir:

Share on facebook
Share on twitter
Share on pinterest
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post recientes

Mature ladies gossiping about handsome man in cafe

No hay mayor desprecio que no hacer aprecio

Generar confianza en ti y expresarte con tu voz auténtica es mucho más que aprender 5 claves de comunicación.
Es trabajar en ti y mejorar tu presencia, tu relación contigo y con los demás. Entonces las cosas cambian. Y casualmente los otros empiezan a verte.

Hablar más o comunicarse mejor, esa es la cuestión

La comunicación puede ser de muchos tipos, pero te recomiendo altamente que en los negocios y en la vida te marques un objetivo de “esa conversación”.

Escucha más que hablas. Pregunta tus dudas y procura satisfacerlas con realidad para que te conduzcan a donde quieres llegar.

Practica un sano amor por ti

En nuestra vida pueden faltar muchas cosas, pero desde luego que de lo que más es conexión interna. Escúchate un poco más y trátate a ti como tratas a quien amas, escucha, valora, mima… Tener un saludable bienestar emocional requiere compromiso y entrenamiento.

Cómo afrontar la rutina

Las actividades que componen nuestra vida requieren esfuerzo y compromiso. Sigue tu plan rutinario y no desistas, te sentirás muy bien en cuanto veas pequeños avances. ¡¡Vamos!!